martes, 30 de enero de 2018

DESCUBRIENDO A MOZART

 


                                 
                                
                             Wolfgang Amadeus Mozart
 Wolfgang Amadeus Mozart nació el 27 de enero de 1756, en Salzburgo, Austria. Cuando tenía 3 años de edad, sus dotes musicales ya eran observados por su padre, compositor, violinista, y maestro educador musical, Leopold Mozart, quien decidió educarlo en el ambiente de la música.




Dicen que en esta época, el niño prodigio ya inventaba algunas pequeñas melodías con el clavicémbalo. Debido a la alta mortalidad infantil en la Europa antigua, Mozart y su hermana María Anna, a quien la llamaban Nannerl, fueron los únicos sobrevivientes de siete hijos. Nannerl también poseía dotes musicales, y con ella, el pequeño Wolfgang tocaba duetos.


A los seis años de edad, Mozart ya era un intérprete avanzado de instrumentos de tecla, y un eficaz violinista. También demostraba una extraordinaria capacidad para la improvisación y la lectura de partituras. A esta edad, Mozart ya se presentaba en giras por las cortes europeas, acompañado de su padre y de su hermana Nannerl, logrando un gran éxito. Empezó por Munich, luego Viena, Paris, Londres,…, lo que supuso para Mozart valiosas experiencias.


A los 13 años de edad fue condecorado por el Papa con la distinción de Caballero de la Espuela de Oro. Un año después, en Milán, el compositor escribió su primera gran ópera, Mitridate.


Además de la música, Mozart se ocupaba de otras aficiones. Una de ellas era el juego de billar.  A sus 15 años, Mozart volvió a Salzburgo donde compuso sus primeros cuartetos para cuerda, sinfonías, conciertos para fagot, aparte de otras óperas. Seis años después se marcha a Munich


 

A sus 25 años, Mozart decide cambiarse a Viena. Allí, recibe muchos encargos del emperador, y se casa con Constanze Weber.

Pese a la dificultad económica y a los problemas de salud, Mozart seguía escribiendo partituras de decenas de obras y óperas, entre las que se pueden destacar "Las bodas de Fígaro", "Don Giovanni" y  "Réquiem".

 Mozart murió el 5 diciembre de 1791. Fue enterrado en una fosa común, sin que a su entierro acudiera nadie.